LA SERRA DE LA SOLANA, BENEIXAMA

La Sierra de la Solana es un anticlinal que se extiende desde el término municipal de Villena hasta el de Ontinyent, compartiendo extensión con los municipios de Canyada, Camp de Mirra, Beneixama, Fontanars dels Alforins, Banyeres de Mariola y Bocairent. Es una amplia sierra de cimas romas carentes de un pico definido, pero con gran potencial natural y paisajístico que nos invita a practicar una gran variedad de actividades de recreo y ocio. En la Sierra de la Solana podemos encontrar una extensa red de sendas, utilizadas en tiempos pasados para la explotación de los recursos y que en la actualidad son aprovechadas para la práctica del senderismo.
Algunos historiadores mantienen la tesis de que en época antigua ya existían algunos asentamientos a lo largo del Valle de Beneixama. Ramón Martí Castelló destaca la importancia estratégica del valle como vía de comunicación, ya en tiempos de los romanos. Así, en la Edad Media, ya existían dos caminos que hoy conservan su trazado original. Nos referimos al “Camí de Caudet” y al “Camí de Xàtiva”. Entre los caminos de nuestro valle, nos interesa uno al que atribuimos una importancia especial porqué pensamos que sería el más antiguo o el más importante de este sector, y que se remontaría, a los inicios de la época romana. Aquí, con la Vía Augusta1, enlazaría otro camino secundario de largo recorrido y que discurre por nuestro valle. Se trataría del camino viejo que desde Caudete iba a Beneixama o, más allá, hasta Alcoi. Es esta una hipótesis que cuenta con pruebas arqueológicas contundentes. Cuando pasa por Beneixama, siguiendo la calle Cardenal Payá, el camino viejo de Caudete adopta la denominación popular de “camí dels Molins” y se dirige hasta el Salze. Cerca de la balsa de riego de Beneixama también se han encontrado restos de un establecimiento de época íbero-romana. La sucesión de estos yacimientos romanos y la persistencia del itinerario confirman la vigencia durante más de dos mil años del “camí de Caudet”. Existen otros yacimientos a lo largo de este camino y a su paso por el valle de Beneixama, que están en proceso de estudio, y que verán la luz próximamente. Incluso, se certifica la sucesión de varias culturas en un mismo lugar, encontrándose restos de cerámica romana y musulmana, en el mismo lugar. Otro camino importante, citado en época medieval por algunos geógrafos musulmanes como al-Udri (en época de los Reinos de Taifas), y, al-Idrisi (hacia la mitad del siglo XII, terminando el periodo almorávide), es el trayecto Murcia – Valencia. Existe un interesante trabajo de José Luis Pons y José Juan Puig, que versa sobre este importante camino en época medieval. Partiendo de Biar cruza el río Vinalopó cerca del Salze y, después de la “Venta”, enfila la “Rambla” para atravesar toda la Sierra de la Solana hasta llegar hasta Ontinyent. Se dirige hasta Xàtiva, y si el recorrido es en sentido contrario, es decir, desde Ontinyent en dirección hacia Beneixama, se conoce como el “Camí de Biar”.
sábado, 22 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

LA SERRETA Y EL ULL DEL MORO DESDE LA FONT DE LA SALUT

Camilo Visedo Moltó (Alcoy 1876-1958), pionero en los estudios arqueológicos en Alcoy y su ámbito comarcal, alternó sus actividades investigadoras con estudios geológicos y excursiones por las comarcas septentrionales de Alicante, que le permitieron reunir una importante colección de fósiles. A mediados de la segunda década del siglo XX, emprende diferentes exploraciones arqueológicas y en 1920 se le concede la autorización para las excavaciones de La Serreta, yacimiento al que dedicaría más de quince campañas de trabajos en sucesivos años. A lo largo de más de cuarenta años dedicados a la geología y la arqueología, reunió una importante colección que legó al Museu Arqueològic Municipal de Alcoy, del cual fue su creador y su primer conservador entre 1945 y 1958.
Arqueología. Plancha de plomo, con escritura a punzón por ambas caras, encontrada en La Serreta (Alcoy, Alicante) por el geólogo Camilo Visedo el 23 de enero de 1921. Publicó su texto por primera vez en su Historia de Alcoy (161-220). El lingüista Schuchardt. lo estudió poco después. Mide el plomo 171 mm. x 62 mm. x 5 a 10 mm. de alto y 1 de grosor. La escritura es perfectamente legible, aunque sutil, desarrollando a lo largo, siete líneas por un lado y cinco por el otro. En lo escrito primero, dos puntos marcan separación de palabras; en lo posterior, tres; aun en fin de línea. El número de signos alcanza a 342. Sobre su autenticidad no hay lugar a dudas. Comparando los signos de este alfabeto con los helénicos, mantiene el de Alcoy, rastros de arcaísmo en sus a, r, u, m que, decididamente, lo llevan más allá del s. IV a. de C. Está escrito en griego jónico o afín al jónico. Se encontró el plomo junto a figuras votivas de barro en los restos de un templo, algunas de ellas, arcaicas, con ojos almendrados, de tipo jónico. La lengua del plomo se aparta de los idiomas indoeuropeos, etrusco, semítico, pelasgo y también del cretense.
lunes, 17 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

EL MENEJADOR Y LA FONT ROJA, DESDE LA SAFRANERA.

“Encinas, pardas encinas, humildad y fortaleza”… Así describía el poeta las adustas encinas del alto páramo soriano. El visitante que asciende desde el santuario de la Virgen de los Lirios de Alcoy por la estrecha senda que le llevará a la cima del Menejador (1.352 m), quizás no tenga esa misma impresión al contemplar el denso bosque de encinas o carrascas que cubre la ladera; si proviene sobre todo de otros lugares del territorio valenciano, más bien se asombrará al contemplar el tupido dosel arbóreo que forma el bosque de la Font Roja, y su mente lo comparará con otras montañas de nuestro territorio, con sus pinares ralos o sus impenetrables matorrales, o con la imagen de las laderas calcinadas por los incendios recurrentes, que muestran sus entrañas rocosas desnudas, apenas cubiertas por una vegetación escasa que lucha contra el embate de la erosión. Vendrá a su mente sin duda la imagen de una isla, un reducto de frondosidad, un pequeño paraíso perdido, donde se conserva una comunidad vegetal y animal difícil de encontrar hoy en otros lugares de nuestra geografía. Ciertamente el Carrascar de la Font Roja, antaño denominado Carrascar d’Alcoi, tiene ese carácter relíctico, un reducto donde se ha conservado un magnifico ejemplo de bosque mediterráneo, que en el pasado ocupaba grandes extensiones de nuestro territorio, pero que en la actualidad ha quedado relegado a pequeños enclaves como éste. El profesor Salvador Rivas Goday, que consolidó los estudios de la vegetación española, comentaba a finales de la década de 1950 que no puede conocerse el funcionalismo y evolución de los encinares sin haberse visitado la Font Roja; y es que, en este caso, el carácter relíctico se combina con un elevado grado de conservación de la estructura óptima de este tipo de bosques. No es una mera casualidad, sino el resultado de una decisión del consejo de próceres alcoyanos que en el año 1332 decidió que se dotara a este bosque de medidas de protección estricta, mantenidas más tarde durante siglos –al menos hasta 1840-; se trata, pues, de uno de los más importantes “bosques históricos” del continente europeo. Con el fin de garantizar la conservación de este valioso enclave, el Consell de la Generalidad valenciana declaró en 1987 el Parque Natural de la Font Roja, de 2.500 hectáreas de extensión, que afectan al sector suroeste del término municipal de Alcoi y al septentrional de Ibi, abarcando las cotas medias y superiores de la Sierra del Menejador o del Carrascar de Alcoi. La zona ha sido propuesta junto al cercano Parque Natural de la Serra Mariola como Lugar de Interés Comunitario, y declarada como Zona de Especial Protección para las Aves.
sábado, 15 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

SALTO DEL USERO Y VUELTA AL CERRO DEL CASTELLAR, BULLAS.

El cauce del río Mula a su paso por el Salto del Usero presenta una formación de travertinos de una gran belleza paisajística. El agua de este río durante milenios ha esculpido dando lugar a unos de los sitios más visitados del municipio de Bullas. Se trata de una cascada que alberga dentro de una cúpula natural, una impresionante poza de agua que los vecinos llaman vaera, y que invita a darse un buen baño. Su hermosura se adorna con el verdor de una exuberante vegetación. Aguas arriba está el nacimiento del río Mula, que aunque actualmente seco, tiene un gran interés cultural. Aguas abajo continúan sucediéndose numerosas pozas y encajonamientos de interés. Además este tramo del río Mula, a su paso por Bullas, también posee un buen contenido histórico y etnográfico. A las ruinas del castillo situado en el cerro del Castellar, construido en el siglo XI, se suman sus doce molinos harineros, de los cuales todavía uno, el Molino Felipe, hoy permanece en activo. También dos de ellos, el Molino de Abajo y el Molino de Arriba, de éste ya se tiene noticias en 1684, han sido rehabilitados para el turismo rural. Es por tanto un Lugar de Interés Geológico con un alto interés geomorfológico, sedimentológico e hidrológico. Apoyado por otros contenidos naturales e históricos, hacen que este rincón murciano sea útil para ser utilizado en diversas actividades de tipo científico, educativo y geoturístico. El Salto del Usero pertenece al término municipal de Bullas y forma parte del cauce del río Mula. Se sitúa en la ladera noroeste del Cerro del Castellar, junto al lugar denominado El Molinar.
En este enclave natural, visitado por miles de turistas durante todo el año, en la noche de San Juan se celebra la tradicional «Bajada de la Mora», congregando a cientos de personas que al filo de la media noche se reúnen en torno a la poza que forma la gran cascada de agua, corazón del paraje, con el objetivo de encontrarse con la «reina mora» y poder ser bendecidos por sus milagrosas aguas.
jueves, 13 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

AL CLOT DE GALVANY DESDE LA PLAYA DEL VARADERO

Este humedal, integrado en el conjunto de charcas de la partida ilicitana de Balsares y conectado con las dunas y pinares del Carabassí, es un excelente ejemplo de los marjales costeros que la expansión urbanística ha puesto en peligro. El Clot de Galvany sufrió una grave agresión a finales de los años setenta, cuando fue sometido a obras de drenaje y movimientos de tierra que alteraron su fisonomía. Una promotora pretendía desecar un humedal natural para crear... un lago artificial. La presión ciudadana lo salvó de la destrucción y el Ayuntamiento de Elche se hizo cargo de su recuperación y protección, catalogándolo como Paraje Natural Municipal por acuerdo del Consell de la Generalidad Valenciana de fecha 21 de enero de 2005. Así mismo se halla incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas, aprobado mediante Acuerdo de 10 de septiembre de 2002, del Consejo de la Generalidad. En los terrenos del Clot de Galvany existe una interesante formación de praderas dominadas por el albardín y las alcolechas, con ejemplares de juncos que sirven de orla a las comunidades de matorral típicas del saladar, que ocupan la mayor parte del terreno junto a las charcas. Rodeando los distintos cuerpos de agua, los tarays dan paso a la vegetación palustre, dominada por el carrizo, y la acuática, con presencia de importantes praderas de ruppia y potamogeton. Todavía son visibles las antiguas terrazas de cultivo, en las que se desarrolla un pastizal de gramíneas salpicado por ínulas y bufalaga marina, junto a ejemplares de algarrobos y olivos. Existe alrededor de este humedal un conjunto de montes y lomas repobladas en gran parte con pino carrasco, con presencia del espinar alicantino, representante genuino de la vegetación autóctona. Entre las especies más características hay interesantes ejemplares de espino negro, lentisco, efedra y palmito. En estas lomas, en las que todavía permanecen dos bunkers de la guerra civil, está también presente el matorral aromático típico de los montes ilicitanos, con especies tan conocidas como cantueso, tomillo, romero y lavanda. Asimismo, es posible localizar dos tipos (de los cinco descritos en la Comunidad Valenciana) de orquídeas silvestres, una muestra más de la importancia botánica de este singular humedal ilicitano. La fauna está representada por especies amenazadas como la cerceta pardilla, el porrón pardo y la malvasía cabeciblanca, junto a otras como la garceta común y la cigüeñuela. Es posible pasear por el Clot utilizando los diversos caminales trazados, así como contemplarlo desde los observatorios instalados en puntos estratégicos.
miércoles, 12 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

AL MAIGMÓ POR LOS POZOS DE NIEVE Y EL PASO DEL CABLE.

El Paisaje Protegido de la Serra del Maigmó i Serra del Sit es un complejo sistema montañoso formado por la sierra del Maigmó, el Sit, l'Argüenya, sierra de Castalla, sierra del Frare y la sierra del Caballo. El conjunto de estas sierras, cuyo hito más emblemático es el Maigmó, con 1.296 metros de altitud, forman un núcleo natural de vital importancia para los numerosos hábitats y especies de flora y fauna que habitan en estas tierras del interior de la montaña mediterránea. Su ubicación juega un papel fundamental en la conectividad entre la parte montañosa de las sierras subhúmedas del norte de la provincia de Alicante, con las sierras y altiplanicies semiáridas del sur de Alicante. La proximidad del mar y el gran desnivel entre la costa y estas montañas permiten disfrutar de unas vistas panorámicas excepcionales, como la del Balcón de Alicante, en las faldas del Maigmó, o la de la Penya del Sit, desde donde se puede ver toda la franja costera alicantina desde Benidorm hasta Torrevieja. Es uno de los principales núcleos forestales de la Comunitat Valenciana y mantiene en la actualidad un extenso pinar con algunos fragmentos de carrascal en un excelente estado de conservación. A sus valores naturales, hay que añadir su patrimonio cultural, entre el cual destacan los pozos de nieve y el Pantanet de Petrer, de principios del siglo XVII. Este  Paisaje protegido es un complejo montañoso situado en una región biogeográfica de alto valor, ya que juega un papel importante en la conectividad entre la parte montañosa de sierras diádicas del norte y las sierras del sur de Alicante. Esta característica hace que exista una zona de transición entre dos sectores biogeográficos muy diferenciados el setabense y el alicantino-murciano favoreciendo la existencia de mayor diversidad florística. Factores ambientales como la litología, edafología y climatología hacen que haya una mayor presencia de diferentes tipos de hábitats, por lo que permite una rica existencia de fauna y flora. El tipo de relieve del Paisaje Protegido del Maigmó y del Sit condiciona a que hayan zonas en las que el régimen de precipitación esté entre los 350-600 mm/anuales, por lo que corresponde a un ombrotipo seco y a un termo tipo meso mediterráneo. Con estas características climáticas hacen que Paisaje Protegido del Maigmó y del Sit estén incluidos en dos subsectores como el subsector Ayorano-Villenense que pertenece al sector setabense y a la provincia corológicas ibero levantina . Y el subsector Alicantino, que pertenece al sector Alicantino-Murciano y a la provincia corológica Murciano-Almeriense. Estas características hacen que este espacio protegido forme un núcleo de vital importancia para los diversos hábitats y especies de flora y fauna. La vegetación potencial de la mayor parte del territorio que ocupa el Paisaje Protegido de la Serra del Maigmó y Serra del Sit era el Carrascal. Sin embargo, si a las condiciones climáticas actuales le añadimos la continua degradación que ha sufrido la encina (carrasca), árbol que históricamente ha poblado la España seca, nos encontramos con una vegetación pobre y dispersa, aunque muy variada y dominada por especies de hoja perenne. En la actualidad, apenas quedan reductos de lo que antaño fueron grandes bosques de encinas, como las pequeñas agrupaciones que aún se pueden observar en barrancos del Cid, Catí, Maigmó o la zona del Carrascalet, en la sierra de l’Argüenya, lugar mejor conservada.
sábado, 8 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

RUTA POR EL RÍO VINALOPÓ Y LOS CANALES DE RIEGO DE ELCHE.

La ruta discurre por una planicie,  con apenas un 1% de desnivel, de terrenos del cuaternario (calizos con arcillas y limos) enclavado en la comarca del Bajo Vinalopó, término municipal de Elche, resultado de las sedimentaciones del río Vinalopó. El lugar queda muy próximo a la antigua Albufera de Elche, cuyos vestigios hoy son las Salinas de Santa Pola y el Pinet, El Hondo (o Fondo) y los saladares.
A principios del siglo XX se crean varias sociedades en la ciudad que realizan mediante motores diversas elevaciones de aguas sobrantes de los azarbes del río Segura que se embalsaban en El Hondo. Por medio de diversos canales de riego con sus respectivas elevaciones, llevó al lugar abundante agua y de mejor calidad que las escasas y con alto índice de salinidad procedentes de la Acequia Mayor y de Marchena, cuyas aguas provienen del mismo río Vinalopó. Es una zona de cultivo agrícola en donde domina el paisaje de palmeras datileras, cítricos, granados, hortalizas, etc. Actualmente encontramos numerosas parcelaciones de explotación agrícola con viviendas de primera residencia tradicionales de menor tamaño en la ladera izquierda del río (Atzabares Baix y Daimés) que en el margen derecho (El Derramador y Algorós). La ruta discurre toda ella dentro del termino municipal de Elche y pasa a escasos cincuenta metros de la entrada del Parque Arqueológico La Alcudia (yacimiento arqueológico ibero y romano donde se encontró la Dama de Elche en 1897), a unos 3 km del núcleo urbano con buenos accesos por carretera. Aquí se encontraba la antigua ciudad íbero-romana de Illice (Colonia Iulia Illice Augusta) de la cual (aparte de restos arqueológicos) se puede aún observar su centuriación (reparto cuadriculado de tierras entre los veteranos de las legiones romanas) en la “fosilización” de sus principales caminos de norte a sur (cardos) y de este a oeste (decumanos), como se verá más adelante. (Pepe-Toni)
miércoles, 5 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

PENYÓ DIVINO Y PENYÓ MULERO PER EL MURET

Desde el punto de vista geológico, la provincia de Alicante pertenece a la Cordillera Bética y podemos diferenciar básicamente dos dominios geológicos, que serán los grandes protagonistas de nuestra historia. Se trata de lo que los geólogos llamamos Zonas Internas y Zonas Externas. A las Zonas Internas pertenecen las sierras de Orihuela y Callosa, mientras que el resto de relieves de la provincia pertenecen a las Zonas Externas. Las rocas más antiguas que afloran en la provincia de Alicante comenzaron a formarse hace más de doscientos millones de años, en el período de tiempo que conocemos como Triásico. En ese momento la geografía de nuestro planeta era muy distinta a como la vemos hoy día. En medio de lo que actualmente es el Mediterráneo había multitud de pequeños continentes que posteriormente desaparecieron; uno de ellos es el llamado Continente Mesomediterráneo, que se situaba entre África y la Península Ibérica. En este período de tiempo, mientras que los primeros dinosaurios colonizaban el planeta, el mar que rodeaba al Continente Mesomediterráneo estaba ocupado por una gran cantidad de organismos con conchas calizas que formaban arrecifes. Estos organismos, al morir, quedaron fosilizados generando así las rocas que componen las sierras de Callosa y Orihuela. El proceso que generó las rocas del resto de relieves de la provincia de Alicante es el mismo. Es decir, se generaron también por la acumulación de restos fósiles calizos, con la diferencia de que este segundo proceso ocurrió mucho después, en un intervalo que va desde los 130 a los 30 millones de años aproximadamente y en la zona del mar situada al sur de la Península Ibérica. De hecho, muchos de estos restos fósiles son visibles aún; basta con fijarnos un poco en ese canto que estamos agarrando para que nos sorprendamos al reconocer de qué está formado. Pero ¿cómo es posible que rocas que se generaron bajo el océano aparezcan hoy día emergidas? Para entender esto tenemos que viajar de nuevo en el tiempo, hasta unos 65 millones de años atrás. En ese momento el Continente Mesomediterráneo comenzó a desplazarse hacia el oeste, hasta colisionar contra la Península Ibérica. Del mismo modo que se deforman dos coches al chocar frontalmente, los continentes también se deforman, pero a una escala mucho mayor. Se generan así pliegues y fracturas que son los responsables de las montañas que vemos a nuestro alrededor. Este fenómeno es conocido como la Orogenia Alpina, por ser también el responsable del levantamiento de la gran cordillera de los Alpes. El último acto de esta larga función es la creación del paisaje que hoy día podemos disfrutar en la provincia de Alicante. De la misma manera que un escultor utiliza diferentes instrumentos para tallar los materiales de sus esculturas, la naturaleza utiliza distintas herramientas para modelar las montañas y dar lugar al paisaje. Con estas herramientas (los ríos, la lluvia, el viento...) la naturaleza erosiona poco a poco las rocas, configurando los diferentes escenarios en los que escalamos: cuevas, muros repletos de agujeros, zonas de bloques, placas pulidas, etc. (Iván Martín Rojas)
sábado, 1 de abril de 2017
Posted by Vaig a Peu

LA SERRA DELS PLANS Y EL CASTELL DE BENIFALLIM


El origen de Benifallim, como su nombre indica, es musulmán, iniciado tras la conquista islámica y formado posiblemente a partir del asentamiento de pobladores procedentes de tribus bereberes del norte de África. Tras la conquista cristiana, según el ‘Llibre del Repartiment’, el territorio fue concedido por el rey Jaime I a Ximén López de Foces y a Blasc Pérez d’Azlor. Más adelante, el 19 de febrero de 1263, Ximén López de Foces permuta estas propiedades con Ximén Pérez d’Orís por otras en Aragón. El 28 de abril del 1258 el rey Jaime II otorga a Ade de Paterna la alquería de Benihalim, situada en el término de Penáguila. Posiblemente el lugar quedó despoblado a consecuencia de las sublevaciones mudéjares de finales del siglo XIII, por esto el 20 de noviembre de 1316 Bernat de Cruïlles, señor de Penáguila y de Castalla, otorga carta de poblamiento por la cual concedía heredades a treinta pobladores. El 23 de julio de 1317 el rey Jaime II cede Benifallim, junto con otros lugares, a Violant de Grecia por un precio de cien mil ‘sous’. La parroquia continuó estando anexa a la de Benilloba hasta 1535. Los datos relativos a la evolución demográfica son ya del siglo XVIII: la primera es la visita pastoral del 1732 que señala la existencia de cincuenta casas y ciento sesenta personas, la segunda en 1797 que le atribuye ciento veinte vecinos. El máximo de habitantes se consigue durante el siglo XIX llegando a contar con casi un millar para perder nivel poblacional a partir del año 1900 con el traslado a la vecina población de Alcoy.
Castillo de origen cristiano pero con muchas dudas, ya que también lo podríamos atribuir a la época musulmana. Por desgracia no se encuentran estudios realizados del mismo, para poder posicionarnos con certeza a su época,  existiendo algo de confusión, más si cabe, cuando se consultan algunas fuentes que nos hablan del propio castillo de Benifallim, ya que algunos lo atribuyen a construcción musulmana y otros a cristiana, sin mencionar el origen de la fuente consultada. El castillo se encuentra situado en lo alto de una cresta de roca calcárea, que, aparte de proporcionarle una defensa natural, le otorga un gran dominio visual. El edificio consta de dos partes, el patio rectangular orientado al Noroeste, con restos de muralla defensiva donde observamos algunas ventanas preparadas para poder ser utilizadas con armas para su defensa como podrían ser arcos y ballestas. La torre principal o del Homenaje, edificio cuadricular con un espacio interior de 6 por 6 metros, con una acceso actual mediante una empinada escalera. El acceso antiguo podría ser, utilizando escaleras de cuerda pegadas a la fachada de la propia torre.
sábado, 25 de marzo de 2017
Posted by Vaig a Peu

VALL DE GALLINERA Y LA FORADÁ AMB SIRERES EN FLOR

En muchas culturas del mundo antiguo el movimiento de los principales cuerpos del cielo era estudiado y utilizado con fines religiosos, principalmente, haciendo que en determinados momentos del año estos quedaran alineados con templos, tumbas y otros edificios o santuarios de carácter sacro. De esta manera podía crearse una unión cíclica y eterna, a ojos de las gentes, entre el Sol, la Luna u otros cuerpos celestes relevantes, y los lugares sagrados erigidos por los hombres. Sin embargo, esta estrategia no sólo cuenta con ejemplos en civilizaciones y tiempos antiguos. En el presente artículo quiero mostrar un ejemplo cercano, el del alineamiento solar del convento franciscano de Benitayá, levantado a principios del siglo XVII: a través de un agujero natural en la montaña llamada Penya Foradá el Sol ilumina el convento exactamente en el día de San Francisco de Asís, fundador de la orden franciscana.
El elemento topográfico más llamativo de la Vall de Gallinera es, sin duda, la Foradá. Con este nombre se designa a una peña horadada (en lengua valenciana, “penya foradá”) y, por extensión, el mismo agujero (el “(forat de) la Foradá”). La Foradá es un arco de piedra formado de manera natural en la cima de una de las cumbres, la Penya Foradá (de 737,3 metros), que forman los lindes de la vertiente sur del Vall de Gallinera. La Foradá es una referencia visual desde muchos puntos del valle pues, además, se encuentra aproximadamente en su punto medio.
El lugar en donde a principios del siglo XVII se fundó el convento franciscano se sitúa junto a la población de Benitayá, separada de la vecina población de Benissivá únicamente por la carretera CV-700. Benitayá es uno de los pueblecitos que junto a Benirrama, Benialí, Benissivá, La Carroja, Alpatró, Llombai y Benissili forman el término municipal de Vall de Gallinera, en la comarca de La Marina Alta
la expulsión de los moriscos despobló el valle de tal modo, que el Duque de Gandía, para conservar con utilidad aquella corta porción de sus estados, traxo de Mallorca 150 familias, que repartió en los diez lugarcillos que actualmente existen, y forman tres Parroquias” (Cavanilles 1797: 152; Lacarra et alii 1996: 80). La carta puebla se conserva actualmente, y está fechada el 10 de Junio de 1611.
Repoblación también era sinónimo de cristianización de los lugares que hasta ese momento habían sido habitados exclusivamente por moriscos, como era el caso de la Vall de Gallinera. En 1611, dentro de este programa derivado de la expulsión morisca, el duque de Gandía favoreció la fundación del convento de Benitayá para los frailes descalzos de la orden de San Francisco. En un primer momento se pensó en fundar el convento en Pego, población situada cerca del litoral, en el llano, junto a las estribaciones montañosas cuyos caminos llevaban a los otrora valles moriscos. Sin embargo, los duques de Gandía y señores de la baronía de Pego, Artemisa Doria y Carlos de Borja y Centelles, estimaron que era más urgente y necesaria una fundación en la Vall de Gallinera (Cebrián 1994: 80). De hecho, un cronista franciscano del momento, llamado fray Antonio Panes, señala: “porque con la assistencia de los Religiosos se cultivasse espiritualmente aquel Valle, rudo entonces en la disciplina Christiana y recién poblada de gente forastera” (Cebrián 1994: 80).
Después de esta introducción histórica y geográfica, siempre necesaria, llega el momento de hacerse eco de una referencia publicada en las Relaciones geográficas, topográficas e históricas del Reino de Valencia, de Vicente Castañeda y Alcover (1919: 37), de la que originalmente supe por una referencia en Cebrián (1994), que fue la que me llevó a realizar este estudio:
“Subiendo hacia lo empinado del monte, por parte de Mediodía, está situado Benitayá, lugar de veinte i quatro casas, sobre un alto terreno, mira hacia el Oriente i continuando en subir está un Convento de Religiosos y a lo más empinado y alto del Monte, ai un peñón elevadísimo, que estando ahugerado por el medio descompasadamente, pasa el Sol por dentro, día de San Francisco y da en el convento” (José Lull)
sábado, 18 de marzo de 2017
Posted by Vaig a Peu

Buscar rutas...

Cargando...

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -