SERRA DEL PENYÓ, CAVALL VERD Y PRESA D’ISBERT

El Cavall Verd pasa a ser el símbolo de la vergüenza histórica que supuso la expulsión de los moriscos. Los hechos históricos que allí pasaron lo convierten en un lugar mítico. La característica forma de silla de montar de su silueta probablemente sea el origen de su nombre. Si hay una montaña de leyenda en nuestros valles, esa es el Cavall Verd o Penyal de Laguar, también conocida como montaña de Pop. Refugio de moriscos amotinados después del decreto de expulsión y tierra de brujas, en definitiva, es una montaña mágica. Quien sabe si cuando nos encontremos en su cima, el Cavall Verd desplegue sus alas y nos permita volar, aunque solo sea unos instantes.
El 25 de septiembre de 1609 se decretó la expulsión de los moriscos, y gran parte de los sarracenos de la Vall del Pop, Aixa, Laguar, Ebó, Alcalá, Tárbena, Seta, Travadell y otros lugares se refugiaron alrededor de la montaña del Cavall Verd, en la Vall de Laguar. Allí acudieron con sus familias, ganado, animales de carga y los utensilios más necesarios para la supervivencia. Encabezados por Mellini, el molinero de Guadalest, alrededor de unos 17.000 moriscos se hicieron fuertes. Pudieron resistir más de dos meses, pero finalmente la superioridad de las tropas cristianas acabó imponiéndose. La batalla definitiva fue la de Petracos, donde murieron alrededor de 4.000 moriscos en los enfrentamientos, y los supervivientes fueron bajados atados de las montañas de Laguar hasta el puerto de Dénia y Xábia, desde donde fueron expulsados hasta Berberia. Muchos murieron por el camino de bajada de Laguar a Dénia y durante los largos días de espera en el puerto para ser embarcados, ya que no había suficientes naves disponibles para hacer frente a este alud de gente. Algunos autores contabilizan más de 5.000 moriscos muertos en total. Los que consiguieron llegar a tierras norte africanas, tampoco fueron muy bien recibidos, y muchos de ellos fueron asesinados. Eran forasteros en la tierra donde habían nacido y vivido durante generaciones, y extraños allá donde fueron enviados a la fuerza.
En este punto acaba la historia y comienza la leyenda, que nos habla de la rebelión morisca encabezada por el mismo Mellini y al bruja de Laguar. Ambos líderes de los amotinados en su montaña más sagrada: el Cavall Verd. Cuenta la leyenda que el profeta les enviaría un caballo verde alado para salvarlos de aquellos que querían arrebatarles su futuro y su libertad. Pero desgraciadamente la profecía no se cumplió y fueron vencidos por los cristianos. Algunos sarracenos que vieron perdida la batalla, optaron por lanzarse al vacío desde lo alto de las peñas del Cavall Verd, porque preferían una muerte digna a la rendición y expulsión. Las palabras de Ezme, la bruja, de Laguar en la bonita novela El Cavall Verd son muy esclarecedoras: Tengo derecho a defenderme aquí, el derecho que vosotros no teníais para expulsarnos de nuestra tierra. No pudisteis admitir la convivencia, porque no nos llamamos con vuestros nombres, no llevamos vuestra ropa, ni tampoco rezamos vuestras oraciones o comemos vuestra comida. Nos temíais por ser diferentes y, como no podéis asimilarnos, queréis hacernos desaparecer. Teníais la fuerza y vencisteis. Por eso os hablo ahora con la tranquilidad de espíritu de quien ha perdido todo cuanto quería y menosprecia lo que aún le pueden quitar. Simplemente os advierto que los pueblos se forman en las raíces de la historia, mucho más profundas de las que una orden injusta tiene de borrarlas. (Joaquim Borrell. El Cavall Verd)
sábado, 11 de marzo de 2017
Posted by Vaig a Peu

LA AZOHÍA, CALA MUÑOZ, CALA CERRADA, CASTILLITOS, LA AZOHÍA.

La batería de Castillitos se encuentra situada en Cabo Tiñoso, en la costa del término municipal de Cartagena, cerca de la localidad de La Azohía, en un paraje abrupto dominado por acantilados y montes escarpados, mirando sobre una línea de costa desde unos 250 m sobre el nivel del mar. Su posición fue cuidadosamente elegida, en un estratégico punto situado en la línea costera donde la artillería emplazada tenia como función defender la base naval cartagenera, en cuyo concurso era necesaria la acción conjunta y centralizada con el resto de baterías de costa. El acceso a este enclave defensivo se realizó por la carretera que conecta la ciudad de Cartagena con la localidad costera de La Azohía. Antes de llegar a esta pequeña población, y tras haber pasado las Cuestas del Cedacero, existe un desvío que conduce al caserío del Campillo de Adentro. Pasado éste se inicia un camino asfaltado, en relativas buenas condiciones, que asciende hasta la batería. Se encuentra abandonada y sin uso, pero es propiedad del Ministerio de Defensa. La batería de Castillitos fue una de las dos que montaron las gigantescas piezas Vickers de 381 mm destinadas a la defensa de la base naval de Cartagena (el otro emplazamiento sería el Monte de Cenizas). Su construcción se debió al Plan de Defensa de 1926, y estuvieron activas hasta finales del siglo XX cuando, una vez perdido su valor militar, fueron desactivadas. Este importante emplazamiento de las fortificaciones contemporáneas de Cartagena fue construido entre los años 1933 y 1936, conforme a los planos y proyectos que surgieron tras la aprobación del Plan de Defensa de 1926. La idea fue la de crear un infranqueable anillo defensivo contra cualquier escuadra enemiga que intentase una aproximación hostil a la base naval. Para ello se dispuso de la más moderna tecnología de la época, incluyendo las diferentes piezas de la casa británica Vickers, las potentes y eficaces en aquellos años. En concreto, en Castillitos se emplazaron dos cañones de 381 mm y 45 calibres capaces de enviar un proyectil de casi una tonelada a unos 35 kilómetros de distancia. Para su construcción fue necesaria la creación de otras infraestructuras aún existentes, como los caminos o el propio espigón portuario de La Azohía, donde fueron desembarcadas las piezas. Al comenzar la Guerra Civil (1936-1939), la batería estaba casi operativa, a falta de la dirección de tiro, por lo que aún no había realizado fuego. No obstante tendría un importante papel durante el conflicto, realizando ya un disparo contra la escuadra nacional en abril de 1937. Su sola presencia resultaba ya suficiente intimidación como para mantener alejado cualquier buque enemigo. Al finalizar la guerra se iniciaron trabajos para montarle una moderna dirección de tiro. Con esto mantuvo su valor militar hasta 1994, cuando dejó de estar en servicio a causa de la aplicación del Plan Norte, destinado a la modernización y racionalización de los recursos de las Fuerzas Armadas. Tras su abandono fue concienzudamente expoliada, y hoy se encuentra en muy mal estado de conservación.
sábado, 4 de marzo de 2017
Posted by Vaig a Peu

PUIG CAMPANA Y LA CREUETA, MÁS RUTA CIRCULAR COMPLETA

El Puig Campana es una montaña que forma parte de las Cordilleras Prebéticas, en el sureste de la Península Ibérica. Con una altitud de 1409 metros, se trata de la segunda cima más elevada de la provincia de Alicante después de Aitana, y a tan solo a 10 km de la costa. Se encuentra situada en el término municipal de Finestrat y está incluida en la lista de Lugares de Interés Comunitario (LIC) de la Comunitat Valenciana. Alberga numerosas especies vegetales, algunas de ellas endémicas, tales como el Cistanche (Cystanche phelypaea) y, muy especialmente, Teucrium lepicephalum. En su punta cónica presenta dos cimas. La que está situada a poniente presenta una gran fractura o portilla, conocida con el nombre histórico y autóctono de El Portell. Esta cuchillada o tajo que presenta la cima del Puig Campana ha dado lugar a numerosas leyendas o, mejor dicho, a múltiples versiones de una misma leyenda. El héroe francés Roldán, comandante de Carlomagno, se enzarzó en combate con un jefe moro y, ensimismados en el duelo, acabaron frente a frente en la cima de esta montaña. En un momento en que el caudillo musulmán había sido arrojado al suelo, Roldán levantó su espada, Durandarte, para, descargando todo su furia, darle al infiel el golpe final. Sin embargo, éste lo esquivó, pero de la inmensa fuerza con la que Roldán propinó el golpe, cortó un gran trozo de roca, que cayó rodando hasta el mar. Esta roca sería lo que hoy conocemos como la isla de Benidorm y la hendidura que habría dejado sobre la montaña habría conservado el nombre del héroe. Existen muchas variaciones de esta leyenda. Para mostrar otra versión, hay quienes aseguran que lo que pretendía Roldán al descargar su Durandarte era alargar el día, pues según éstos, Roldán estaba enamorado de una joven moribunda a quien habían asegurado que moriría con el último rayo de sol, lo que el héroe trató de impedir dando el monumental tajo al monte.
sábado, 25 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

LA FONT DE LA GOTA DESDE LA TORRE DE CARRÚS

La Torre de Carrús se encuentra en las proximidades de la ciudad de Elche, localidad de la comarca alicantina del Baix Vinalopó. Su denominación actual es debida a que se encuentra en la partida ilicitana del mismo nombre, y está adosada a una vivienda particular que la ha incluido en su perímetro tras una remodelación de la misma. Su origen, al igual que otras torres de la huerta ilicitana, se debe a que en el año 1.552 un bajel berberisco capitaneado por Salah Rais, llega a la costa ilicitana, en las cercanías de la playa del Pinet escasamente defendida por algunos vigías de guardia, para evitar que los contrabandistas cruzaran la albufera al amparo de la noche y  los controles impuestos por el marqués de Elche, y se percatan de la poca presencia defensiva. Toman tierra y rápidamente se adentran hasta la villa ilicitana donde, después  de intentar su asalto, capturaron importante botín en enseres y personas. Esto provoca que las autoridades  y las clases altas crearan el conocido como Resguardo de la Costa, institución encargada de crear una tupida red de alerta y prevención de ataques de enclaves de costa y de recintos urbanos, ya que en 1.550 el pirata Dragut, mercenario a sueldo de los turcos, castigaba las costas de la huerta de Alicante allí donde las defensas se relajaban. Por ello, las autoridades decidieron dotar a la costa ilicitana y al casco urbano de Elche, así como a su huerta, de un sistema defensivo que mantuviera la alerta ante los ataques moriscos, naciendo así una serie de torres de defensa con el objetivo de frenar los ataques de los piratas, levantando un sistema a lo largo de la huerta y costa ilicitana con diversas torres vigía, entre las que destacaron  Ressemblanc, Vaillós, Palombar, Carrús, Asprillas, Estaña y Gaitán, que unidas a las costeras de Tamarit, Pinet, Escaletes, Talayola y Carabassí,  constituyendo el sistema defensivo anexo a la ciudad de Elche y a la fortaleza de Santa Pola, gracias al experto ingeniero italiano Giovanni Baptista Antonelli en el año 1.562. Su origen como torre data de la época previa a que el rey Felipe V confirmara en 1.701 a los Miralles de Imperial, como Marqueses de Carrús y primeros propietarios de la hacienda. La torre se encuentra en la actualidad completamente restaurada, aunque en este proceso haya perdido sus señas de identidad y, por tanto, su aspecto original. La finca a la que se adosa es de construcción muy posterior. Se trata de una torre exenta de planta cuadrada, de cuatro alturas comunicadas por una escalera de caracol en su interior. Su cuerpo principal es de mampostería, aunque en la actualidad se halla enlucida por completo, y el refuerzo de sus esquinas, presumiblemente de sillares, se encuentra cubierto por ladrillo de nueva fábrica. También tiene cubos en saliente. Parece ser que fue una torre de defensa, más que de vigilancia, y posiblemente fuera un puesto de vigilancia de origen musulmán, dada su excepcional ubicación en un altiplano desde el que se controlaban las tierras circundantes. En la actualidad forma parte de la finca y presenta un exterior muy poco cuidado, en general muy malo, pese a haber sido reformada en varias ocasiones a lo largo de su existencia. (Ximo García Rico)
miércoles, 22 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

TORRE Y CALA EN BASSET PER EL PAS D’EN GRAU

La isla Dragonera (Sa Dragonera en mallorquín) es un islote perteneciente al archipiélago de las Baleares, España. Se encuentra situada al oeste de la isla de Mallorca y está protegida como espacio natural con la categoría Parque natural. Se cree que su nombre procede del vocablo latino Traco-traconis (traconaria, Dragonera) que significa "hendidura en la tierra, resquebrajamiento, pasos subterráneos" haciendo referencia a la hendidura con agua dulce en una cueva de la isla, y no - en contra de lo que parece- a "Dragones" (que es el nombre que se da a las lagartijas en Baleares). Tiene una longitud de 3.200 metros y una anchura de quinientos, con un relieve muy escarpado e irregular, con su pico más alto, el llamado Na Pòpia, a unos 360 metros de altitud. Las localidades más próximas son San Telmo y Port d'Andratx, donde se han establecido centros de submarinismo y buceo, hecho que aumenta el flujo de turistas en verano. A principios de los años 1970, existía un proyecto para llevar a cabo su urbanización. Su planificación incluía mansiones de lujo, un hotel, un puerto y un casino. Las acciones y protestas de los ecologistas que paralizaron en varias ocasiones el comienzo de la construcción, en un proceso judicial largo, acabaron abortando definitivamente el proyecto. En 1987 el Consejo Insular de Mallorca compró la isla. El 26 de enero de 1995, y por el Decreto 7/1995, el Gobierno Balear protegió Dragonera así como a sus islotes vecinos, El Pantaleu y La Mitjana. El Parque Natural de sa Dragonera está formado por los islotes de Es Pantaleu y La Mitjana y por la isla de sa Dragonera; además tiene una importante Área de Influencia Marina que contiene gran parte de los recursos que utiliza la fauna del litoral del parque. En conjunto 908 ha, de las que 274 forman la superficie del Parque Natural. La separa de Mallorca un pequeño canal de unos 800 metros de anchura máxima, y de poca profundidad, donde encontramos fondos arenosos y cubiertos, en parte, por Posidonia oceánica, un verdadero bosque sumergido, refugio de muchas especies marinas de nuestra costa. Su vía de acceso es mediante embarcaciones desde Sant Elm o Port Andratx. La isla tiene un pequeño puerto natural con un embarcadero en Cala Lladó. Desde el embarcadero se pueden realizar varias rutas a pie para explorar la isla.
jueves, 16 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

LAS CUEVAS DEL DRACH Y DELS HAMS

Las Cuevas del Drach se desarrollan en el interior de unas rocas carbonatadas con una antigüedad de entre 11 y 5,3 millones de años, formadas durante el periodo Miocénico superior, cuando en el Mar Mediterráneo reinaba un clima mucho más cálido, por los restos de arrecifes de coral y conchas de organismos marinos acumulados en el lecho del mar. Éstos fósiles se pueden observar fácilmente en las rocas y acantilados junto a las cuevas.  Las rocas son de composición calcárea, formadas por minerales como la Calcita o la Aragonita (CaCO3), que se pueden disolver fácilmente por la acción del agua de lluvia que filtra a través de grietas o por la porosidad del terreno. Estas filtraciones son las causantes de la formación de cavidades en el terreno, y a medida que van aumentando de tamaño se forman las salas y los lagos, y a continuación se van cubriendo de estalactitas, que se forman en el techo como un fino tubo y adoptan la forma cónica a medida que van creciendo, y de estalagmitas, que nacen en el suelo a consecuencia del goteo de una estalactita, llegando a veces a unirse formando una columna. El crecimiento de dichas formaciones oscila entre 0,2 y 1,6 mm. Cada año. Otras formaciones visibles durante la visita son los lienzos y las estalactitas arborescentes, debidas al fluir del agua en forma de película. Las diferentes tonalidades en las paredes o en las formaciones se deben a los minerales arrastrados por el agua al atravesar el terreno. La temperatura de la cueva varía entre los 17º y 21º, y la del agua entre los 18º y 19º. La humedad relativa es de alrededor del 90%-95%, fundamental para mantener el crecimiento de las formaciones. En el interior de las cuevas hay varios lagos, siendo el mayor de ellos el lago Martel, de unos 170 metros de longitud y una profundidad de entre 4 y 12 metros.
miércoles, 15 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

PALMA

Las tropas de la Corona de Aragón de Jaime I el Conquistador, que desde Salou arribaron a la isla en 1229, conquistaron definitivamente la isla para los cristianos. Tras derrotar definitivamente a Abú Yahya en la batalla de Portopí (1229) y tomar y pasar a cuchillo a Madina Mayurqa (1230), la resistencia cesó en 1231, salvo el castillo de Alaró, que resistió durante ocho años y fue el último refugio de la resistencia de los musulmanes durante la conquista cristiana. Jaime I creó en su testamento el reino de Mallorca comprendiendo no sólo Mallorca, sino el resto de las Islas Baleares —Menorca (todavía bajo el poder de un soberano musulmán, aunque tributaria desde 1231), Ibiza y Formentera; los condados del Rosellón y la Cerdaña; y los territorios que Jaime I conservaba en Occitania (el señorío de Montpellier, el vizcondado de Carlades y la baronía de Omelas). A su muerte (1276), su hijo Jaime II de Mallorca asumió el trono tras la jura de la denominada Carta de las Franquicias. La independencia del reino fue corta. En 1349 fue reincorporado a la Corona de Aragón. La muerte del rey Jaime III de Mallorca en la batalla de Lluchmayor fue el final del Reino de Mallorca. Aunque hasta su muerte en 1404 su hija Isabel, establecida en el castillo de Gallargues cercano de Montpellier, que le fue concedido por el rey de Francia Carlos VI, se proclamaba Reina de Mallorca.
martes, 14 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

CAMINS: DES RAFAL, ANTIC DE PLANICIA Y DE SA SIQUIA DE BAIX.

La piedra en seco es una técnica de construcción caracterizada por el uso exclusivo o casi exclusivo de piedra en las construcciones y la ausencia de cementos, barros o argamasas. No es una técnica exclusiva de Mallorca, la podemos encontrar en otros puntos del Mediterráneo, especialmente en el País Valencià, Córcega, algunas zonas de Italia y del sur-este de Francia, así como en otras zonas fuera de este ámbito. En Mallorca está muy desarrollada y encontramos ejemplos muy destacados como la zona de Banyalbufar o el Barranc de Biniaraix. El Consell de Mallorca hace unos años que lleva a cabo un proyecto de catalogación, protección y restauración del patrimonio de esta arquitectura. Ha potenciado el oficio de “marger”, el profesional artesano que tiene capacidad de hacer estas construcciones y ha puesto en marcha muchos proyectos de restauración. Una parte importante de este proyecto es la puesta en marcha de la ruta de la piedra en seco. Un camino que sigue de SO a NE la Serra de Tramuntana, mirando de enlazar antiguos caminos, muchos de ellos hechos de piedra en seco. Los caminos son señalizados, limpiados y en algunos tramos restaurados y se están poniendo en marcha una serie de refugios para poder realizar esta ruta de forma más cómoda. Este camino está catalogado como el GR-221. La señalización es muy respetuosa con el medio ambiente, en ningún caso se mancha de pintura, piedras, árboles o elementos naturales. Aunque ésta es probablemente la política a seguir en todas las montañas, eso también hace que la señalización sea escasa comparada con otros GRs y en general hemos de ir atentos para no perder el camino. El origen de los caminos es muy variado, la mayoría eran vías de comunicación entre pueblos, y casas de campo (possessions) o entre possesions y campos de cultivo. También para llegar hasta fuentes, torres de vigilancia o ermitas. Algunos caminos tenían usos especiales como los caminos de la industria del carbón, probablemente los más numerosos en la Serra de Tramuntana y la mayoría perdidos. Comunicaban las carboneras (sitges) y pozos de cal donde se desarrollaba esta industria. Un ejemplo importante de camino de piedra seca es el Barranc de Biniaraix. El origen del camino es materia de discusión pero probablemente ya se utilizaba como vía de comunicación por los asentamientos pre-romanos de Almallutx y Cúber con el Barranc y Sóller. El empedrado del camino probablemente empezó durante la dominación sarraína.
lunes, 13 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

RUTA EN COCHE POR POLLENÇA, MIRADOR DE SA CREUETA, CAP Y FAR DE FORMENTOR, ALCUDIA Y MANACOR.

El Far de Formentor fue proyectado por Emili Pou. Comenzó a funcionar con una óptica giratoria catadióptrica de 12 paneles centrales y una apariencia luminosa de luz fija con destellos prolongados cada 30 segundos. Se inauguró el 30-04-1863. En 1927 se instaló una óptica con flotador de mercurio que actualmente puede contemplarse en la exposición de Portopí. La parte giratoria de la vieja se utilizó para una instalación con flotador de mercurio que se instaló en Formentera (La Mola) en 1928. Con esta reforma el faro de Formentor pasó a tener una apariencia de grupos de 4 destellos. En 1971 se produjo un cambio de linterna y nuevamente de óptica. Fue un faro de complicada edificación debido a su entorno agreste y considerable aislamiento. Durante su construcción, los obreros también trabajaban los domingos y festivos, lo que llegó a oídos del Obispo de Mallorca, por lo que se levantó un altar en sitio adecuado para oír previamente misa y seguir trabajando después. En 1962 se instaló una línea eléctrica, pero las fuertes tormentas que se producen en este enclave, dejaban inútil la línea con excesiva frecuencia, por lo que finalmente se decidió que el faro funcionara con dos grupos electrógenos. Hoy es una señal solarizada y telecontrolada. Las antiguas viviendas de los fareros se han reutilizado mediante Concesión Administrativa para ofrecer servicios turísticos, ya que éste es uno de los enclaves más visitados de Mallorca. Actualmente es el faro que tiene su plano focal a mayor altura sobre el nivel del mar de todas las Baleares. Hasta la segunda década del siglo XX, el camino de servicio para llegar al faro salía desde Cala Murta y consistía en una tortuosa senda de más de veinte kilómetros.
domingo, 12 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

CALA DEIÁ, MALLORCA

Cala Deià está a 10 kilómetros de Sóller, situada entre Punta de Son Beltran y sa Pedrissa, donde se levantó una torre de defensa contra las incursiones piratas. Los picos imponentes del Teix (1.064 metros d’altitud) y el Caragolí proyectan su sombra hacia Deià. Este entrante de mar bellísimo, rodeado de acantilados medianos, coronados por monte bajo y pinar, finaliza en una playa semicircular en la que desemboca un torrente y se levantan hermosos bancales. Arena gruesa y grava componen su paradisíaco talud de pronunciado desnivel. En los márgenes se hallarán un embarcadero pequeño, escars y unos restaurantes, muy elogiados por sus arroces y pescados a la plancha. Es habitual en verano coincidir con personajes populares de ámbito internacional. Las condiciones marítimas y subacuáticas desaconsejan el fondeo de embarcaciones, puesto que el azote del viento del noroeste-norte-noreste la convierten en una zona peligrosa. Cerca de la playa existe una roca sumergida a tres metros de profundidad y el fondo de arena y roca es inseguro. Si se desea calar, se aconseja hacerlo con luz diurna y frente el embarcadero, sobre fondo de grava y roca, a cuatro metros de la superficie. A 3,7 kilómetros se encuentra Port de Sóller. El acceso por carretera es sencillo siguiendo la señalización viaria. En sus proximidades hay un aparcamiento, siempre abarrotado. Se recomienda bajar caminando este kilómetro final por esta calzada o por los caminos empedrados dels Ribassos y de sa Vinyeta.
El término municipal de Deià se encuentra en el oeste de Mallorca. El origen de su topónimo provendría del término árabe daia o daya (“campo” o “aldea”). Su paisaje es accidentado (Puig des Teix, 1.064 metros de altitud; encinares a 400 metros sobre el nivel del mar), surcado por escorrentías (Torrent Major, 6,5 kilómetros cuadrados de cuenca hidrográfica) y con una costa de cinco kilómetros longitudinales, poco accesible. La villa presenta tres zonas: alta (es Puig, coronado por la iglesia y el cementerio), mediana (paralela a la carretera Valldemossa-Sóller) y baja (es Clot, antiguo núcleo de población principal). Deià construyó una red de atalayas de vigilancia entre los siglos XVI y XVII para defenderse de ataques piratas. A finales del 1800 padeció un retroceso demográfico, producto de la emigración hacia Francia provocada por la crisis agraria. Gran parte de esta población retornó a principios del siglo XX. Entre aquellos primeros años del 1900 y los sesenta se practicó activamente el contrabando. A partir de esa década, el turismo de lujo pasó a liderar los indicadores económicos, impulsando la restauración y la construcción. Su riqueza cultural se conocerá visitando, entre otros, Cova de Betlem, restos del Col·legi de Frares Menors en Miramar (fundado por Ramon Llull), Can Forcimany, Llucalcari, ca l’Abat, Son Marroig (sa Foradada), sa Torre de sa Pedrissa, iglesia parroquial, cementerio municipal. En esta localidad han residido personalidades como Ramon Llull, archiduque de Austria Luis Salvador de Habsburgo-Lorena, Antoni Gelabert, Robert Graves, William Waldren, Mike Oldfield o Richard Branson.
sábado, 11 de febrero de 2017
Posted by Vaig a Peu

Buscar rutas...

Cargando...

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -