Posted by : Vaig a Peu miércoles, 15 de febrero de 2017

Las Cuevas del Drach se desarrollan en el interior de unas rocas carbonatadas con una antigüedad de entre 11 y 5,3 millones de años, formadas durante el periodo Miocénico superior, cuando en el Mar Mediterráneo reinaba un clima mucho más cálido, por los restos de arrecifes de coral y conchas de organismos marinos acumulados en el lecho del mar. Éstos fósiles se pueden observar fácilmente en las rocas y acantilados junto a las cuevas.  Las rocas son de composición calcárea, formadas por minerales como la Calcita o la Aragonita (CaCO3), que se pueden disolver fácilmente por la acción del agua de lluvia que filtra a través de grietas o por la porosidad del terreno. Estas filtraciones son las causantes de la formación de cavidades en el terreno, y a medida que van aumentando de tamaño se forman las salas y los lagos, y a continuación se van cubriendo de estalactitas, que se forman en el techo como un fino tubo y adoptan la forma cónica a medida que van creciendo, y de estalagmitas, que nacen en el suelo a consecuencia del goteo de una estalactita, llegando a veces a unirse formando una columna. El crecimiento de dichas formaciones oscila entre 0,2 y 1,6 mm. Cada año. Otras formaciones visibles durante la visita son los lienzos y las estalactitas arborescentes, debidas al fluir del agua en forma de película. Las diferentes tonalidades en las paredes o en las formaciones se deben a los minerales arrastrados por el agua al atravesar el terreno. La temperatura de la cueva varía entre los 17º y 21º, y la del agua entre los 18º y 19º. La humedad relativa es de alrededor del 90%-95%, fundamental para mantener el crecimiento de las formaciones. En el interior de las cuevas hay varios lagos, siendo el mayor de ellos el lago Martel, de unos 170 metros de longitud y una profundidad de entre 4 y 12 metros.


Para hoy tenemos programado ver cuevas, y aunque ya las hayamos visitado, si sois amantes de la naturaleza, vale la pena volver a verlas. Veremos las del Drach, y las Dels Hams, más reducidas que las del Drach pero que merecen una visita. Están en la zona de Porto Cristo y en coche no hay mucha distancia de unas a otras.


Las Cuevas del Drach ya eran conocidas durante la Edad Media. Hay documentos que confirman su existencia que datan del año 1338, y comenzaron a ser visitadas de forma esporádica durante los siglos XVIII y XIX. Fueros exploradas por el topógrafo y espeleólogo alemán M.F. Will en 1880, quien levantó el primer plano detallado, y por el espeleólogo francés E.A. Martel, quien en 1896, bajo el patrocinio del Archiduque de Austria Luis Salvador de Habsburgo-Lorena, descubrió la cueva que actualmente se visita, en la cual se haya el lago Martel.

Posteriormente, en el año 1926 M. Faura i Sans, con motivo del XIV Congreso Geológico Internacional, publica una nueva topografía actualizada. Las Cuevas del Drach han sido, desde las fases iniciales de exploración, un referente a nivel mundial en el estudio de los mecanismos de formación de las cavidades y de los precipitados de origen cárstico.








En el presente se están desarrollando varios proyectos de investigación, entre ellos un registro de las variaciones paleoclimáticas a lo largo de distintas eras, y sobre el efecto de las aguas termales que ascendían a través de fracturas en el terreno, y al mismo tiempo se está completando el estudio topográfico submarino, algo imposible hasta hace unos años.

Entre los años 1922 y 1935 se acondicionó parte de la cueva para poder ser visitada, y se puso en marcha la instalación eléctrica realizada por el ingeniero Sr. Buigas. El recorrido se inicia en la parte conocida como cueva de Luis Salvador que fue la última en ser descubierta en 1896. Al entrar se aprecia inmediatamente la elevada humedad ambiental, necesaria para el crecimiento de las formaciones.






Se inicia el descenso, disfrutando de la visión de múltiples formaciones a ambos lados del camino, y al finar de la escalera podrán contemplar los “Baños de Diana”, pequeño lago junto al cual podrán observar la “Bandera”, una formación en forma de lienzo que combina varios colores debido a las filtraciones de diferentes minerales, y en el techo de esa misma sala se pueden apreciar miles de pequeñas estalactitas en estado inicial de crecimiento.

A continuación se pasa a otra sala, en la cual podrán observar nada más entrar, en la parte interior y a su derecha, el “Castillo en Ruinas”, y un poco más adelante el “Monte Nevado”, formación que debe su color blanco al carbonato de calcio que filtra la lluvia a través de las rocas. Siguiendo el recorrido ascendente llegamos al “Canal Azul”, visible a la izquierda y que debe su nombre al color del agua, y es de hecho una prolongación del lago Martel.

Después de subir y bajar unos escalones podrán observar a su derecha un grupo de estalactitas de un color blanco puro, que parecen velas. Atravesando una abertura en el muro llegamos al anfiteatro situado frente al lago Martel, donde se podrán sentar, y se ofrecerá a continuación un pequeño concierto de música clásica en vivo, de unos diez minutos de duración. Una vez finalizado tendrán la oportunidad de atravesar el lago en barca, a su izquierda, y usando el puente, a su derecha.


Durante el concierto rogamos mantener el máximo silencio, y no fotografiar o filmar. Al final del lago Martel se entra en la Cueva de los Franceses, que ya se visitaba en la antigüedad, es el punto de la cueva donde la temperatura del aire es menor durante todo el año. Se inicia el ascenso hacia la salida, por medio de una escalera, pudiendo apreciar la enorme altura de esa cueva y un gran número de formaciones hasta llegar a la parte superior, junto a la puerta de salida, donde ya se nota el cambio de temperatura y humedad al acercarse al exterior.


Tras la primera visita nos vamos a Porto Cristo, que en un día soleado paseamos por su puerto deportivo, donde vemos el yate de Nadal, nuestro mejor tenista de todos los tiempos; por su pequeña playa, ahora descuidada y vacía, y por su arbolado paseo marítimo, donde hacemos tiempo para ir a comer.

Las Cuevas Dels Hams tienen 10 millones de años, pero el hombre sólo ha disfrutado de su belleza desde que fueron descubiertas por el espeleólogo Don Pedro Caldentey Santandreu (1886-1950) en 1905 cuando realizaba excavaciones en busca de ónix, una preciosa roca abundante en la zona. Gracias a su inquietud y persistencia ahora podemos visitarlas.

En 1910 llevó la luz eléctrica a la Cueva para iluminarla antes de que hubiese luz en el pueblo de Porto Cristo. A partir de un molino con un salto de agua, una dinamo y un aljibe generaba 16 horas de corriente eléctrica para visitar la cueva. La visita se inicia descendiendo a la Cueva Redonda, inmenso jardín botánico con fauna autóctona.

En la Cueva Azul -nueva atracción desde 2015- el Documental Descubriendo el pasado nos introduce a la Historia de Mallorca, sus primeros habitantes, la formación de las Cuevas y su extraordinario descubrimiento. Podrán admirar la nueva y espectacular iluminación led, las “Columnas de Sansón”, las “Llanuras de Fra Mauro” y el “Foso del Infierno”.


En el Auditórium disfrutarán con GENESIS, -La Historia de la Vida-, un Time Lapse audiovisual vertiginoso, desde el Big-Bang hasta el día de hoy, en una proyección gigante sobre la propia roca milenaria de la Cueva. Seguidamente visitamos la Cueva Clásica, que está compuesta por 12 galerÍas. En el Lago subterráneo Mar de Venecia se ofrece el Espectáculo Musical. Las Cuevas Dels Hams, son uno de los principales atractivos turísticos de Mallorca.

Terminamos visitando un pequeño zoo algo atípico. El Zoológico Natura Parc y su Fundación están dirigidos por la familia Mas en Santa Eugenia.  Desde 1998 esta familia logró abrir el parque donde todo empezó con una pequeña granja para la cría de diversas especies de aves.


Al día de hoy en el Zoológico Natura Parc junto a su Fundación trabajan para la conservación y recuperación de especies amenazadas, animales abandonados o intervenidos. Este Zoo mantiene en sus instalaciones animales incautados y abandonados. Por este motivo hay animales solitarios o con alguna deficiencia ya que no es posible su reintroducción en su hábitat o simplemente en un grupo.



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Buscar rutas...

Cargando...

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -