PONTA DE SÃO LOURENÇO, MADEIRA

En el extremo nororiental de Madeira se encuentra la alargada península de São Lourenço que se adentra poco más de cinco kilómetros en el venturoso océano Atlántico. La península es una formación basáltica, como la mayor parte de la isla, árida y carente de árboles. Con todo, la zona es muy apreciada por los senderistas ya que el recorrido no supera los 10 kilómetros (ida y vuelta) y, ofrece un cambio de panorama impresionante tras haber visitado las cumbres de Madeira y sus frondosos bosques de Laurisilva. Aquí nos encontramos con una estrecha franja de tierra roja, desprovista de vegetación y golpeada por ambos lados por el furor del Atlántico. Un sendero acompaña al caminante hasta la Ponta del mismo nombre, donde se alza el primer faro de la isla construido en el año 1870. Los acantilados son grandiosos y los recovecos, estrechas playas de arena negra, acantilados y pequeñas cumbres no dejarán a nadie indiferente. Al mismo tiempo la ruta no excesivamente dura. Fauna y flora única. La península marca por su relieve bajo y ondulado y por la falta de vegetación frondosa un cambio muy grande con el resto de la isla. Un paisaje rugoso que cambia mucho la imagen de Madeira. A pesar de su aspecto, la península de São Lourenço alberga más de 131 especies de plantas. No es una vegetación exuberante, pero las pequeñas plantas son muchas veces únicas. De hecho 31 especies de flores, pequeños arbustos y otras plantas son endémicas. La fauna es también muy interesante. Entre las aves, grandes colonias de gaviotas. Durante el recorrido podremos ver bisbitas camineros (Anthus bertheloti madeirensis), jilgueros (Carduelis carduelis parva), canarios (Serinus canaria canaria), cernícalos (Falco tinunculus); aves marinas como la pardela cenicienta (Calonectris diomedea), el paíño de Madeira (Oceanodroma castro), los petreles de Bulwer, (Bulweria bulwerii) y el charrán común (Sterna hirundo). El único reptil de Madeira, la lagartija (Lacerta dugesii) abunda en toda la zona. Otra de las particularidades de la fauna en la península de São Lourenço son los moluscos terrestres endémicos. 28 tipos de caracoles que no existen en ninguna otra parte del mundo. Así que cuidado con maltratar a estos frágiles seres vivos. La foca monje es la foca más escasa del mundo. Este mamífero marino que antes era común en el Mediterráneo, ha casi desaparecido por lo que si consiguen verla disfruten. Este pequeño animal, grácil y amable merece una oportunidad. La belleza de la península y la relativa facilidad de acceso hace que sea una zona muy visitada de la isla, sobre todo en verano. Al principio de la caminata se encuentra el Pico do Furado, desde donde se pueden hacer fotos muy espectaculares. Un lugar muy interesante es la Casa do Sardinha, que fue construida en el año 1905 por Manuel Bettencourt Sardinha, una especie de oasis donde se puede comer ya que hay una zona habilitada con bancos, mesas y hay agua, la única fuente de toda la península. En la casa se encuentra también el puesto de vigilancia del Parque Natural de Madeira. Desde este punto se ven hacia el sur, las islas Desertas y al norte Porto Santo. Un panorama único, dominando todo el océano.
lunes, 2 de abril de 2018
Posted by Vaig a Peu

LEVADA DO MOINHO, MADEIRA

Las levadas de Madeira son uno de los mayores atractivos del archipiélago, sobre todo para los amantes del senderismo, que pueden elegir entre múltiples rutas, ya que Madeira cuenta con 2500 kilómetros de levadas y de senderos. Las levadas son canales de agua de una profundidad de 50 cm. que se encuentran por toda la isla y que, en su origen, estaban destinadas para abastecer de agua a la región del sur de Madeira -para regar las plantaciones y para llevar agua a las aldeas-, que era más seca que la región norte. Fueron construidas a partir de mediados del siglo XVI y, en muchos casos, supusieron auténticas obras de ingeniería, ya que muchas levadas fueron esculpidas en las montañas (recuerden que Madeira es muy montañosa); de hecho, algunas atraviesan túneles: hay unos 40 kilómetros de túneles en la isla de Madeira. Existen unos 2.500 kilómetros de levadas, y pueden recorrerse por senderos paralelos a las mismas y, a veces, sobre las mismas levadas. Algunas discurren por acantilados al borde del mar, y otras, por el interior de la isla, a través de lugares más protegidos; a veces se estrechan tanto que a penas hay sitio para pasar y, otras veces, son auténticas avenidas. Eso sí, en todas ellas, podrán disfrutar de magníficos paisajes y descubrir rincones recónditos, como es el caso del bosque de Laurisilva, declarado patrimonio mundial por la UNESCO en 1999. De hecho, las levadas forman parte del patrimonio cultural de Madeira y son la demostración de que el hombre puede realizar obras en total armonía con la naturaleza.
domingo, 1 de abril de 2018
Posted by Vaig a Peu

MADEIRA

Las islas que hoy conforman el archipiélago eran conocidas y mencionadas anteriormente, pero solo a partir de 1420 se procedió a su descubrimiento oficial y respectivo reconocimiento y poblamiento por parte de los marineros portugueses al servicio de Enrique el Navegante. Los marineros llegaron a una pequeña isla, desviados por una tempestad. Le llamaron Porto Seguro o Porto Santo, ya que salvó a la tripulación de un destino trágico. Tristão Vaz Teixeira, Bartolomeu Perestrelo y João  Gonçalves Zarco (los tres descubridores)  llegaron también a la isla de Madeira. Se cree que fue Joao Gonçalves Zarco el que eligió el nombre de la isla. Le llamó Madeira (madera) debido a la abundancia de este elemento en la isla. El origen del nombre de Funchal se debe a una planta, el hinojo (funcho en portugués), que aquí encontraron en abundancia. Debido a su potencia y a la importancia estratégica de las islas, se inició su poblamiento alrededor de 1425. Se introdujeron cultivos agrícolas, como los cereales y la caña de azúcar, que convirtieron a Funchal, en la segunda mitad del siglo XV e inicios del siglo XVI, en un importante puerto de escala obligatoria para rutas comerciales europeas. Los siglos XVII y XVIII se caracterizaron por la introducción de las variedades de vino de Madeira, que determinaron significativamente la economía de la isla. A finales del siglo XVIII y a lo largo de los siglos XIX y XX, Madeira floreció a través de la actividad turística. Se convirtió en un referente obligatorio por sus cualidades terapéuticas y climáticas naturales, que fascinaban a la aristocracia europea, que aquí se establecía. Actualmente, Madeira sigue inspirando a los viajeros, que acuden en busca de paisajes de una belleza singular, desde el mar hasta las montañas.
sábado, 31 de marzo de 2018
Posted by Vaig a Peu

POR LOS CASTILLOS DEL PUERTO DE LA CADENA, MURCIA.

El castillo de la Asomada se encuentra en el término municipal de Murcia, enclavado en un estratégico lugar: una gran elevación montañosa conocida como Cabezo del Puerto que se yergue 532 m sobre el nivel del mar, a cuyos pies se sitúa el Puerto de la Cadena, uno de los pasos montañosos que, desde tiempos remotos, conectan el Campo de Cartagena y la Huerta de Murcia. La construcción de la fortaleza estuvo directamente relacionada con el control de este paso. Hoy día sus muros continúan caracterizando el paisaje, que contemplan cada día miles de personas que circulan por la actual autovía que une las ciudades de Cartagena y Murcia (N-301). El acceso actual al castillo se realiza desde la mencionada carretera, a la altura del kilómetro 407. Allí parte un camino carretero por el cual, transcurridos unos dos kilómetros, surge un desvío a la derecha que conduce, tras unos 700 metros, a los pies del Cabezo del Puerto. Comienza entonces un duro camino a pie hasta la cima. Se ha de tener en cuenta que toda el área se encuentra en el interior del Parque Regional El Valle y Carrascoy. El edificio tiene sus orígenes en época islámica, probablemente en torno al siglo XII, en el periodo de máximo esplendor de la taifa de Murcia, quizá en el mismo momento en el que se construyen dos edificaciones de menor entidad asociadas a éste que existen a sus pies: el Portazgo Inferior y el Superior. Su construcción respondía claramente al control del espacio y las comunicaciones entre la costa del reino y el interior, vigilando perfectamente la importante vía que conecta las ciudades de Cartagena y Murcia. No obstante, la obra no se terminó, por lo que podría relacionarse su construcción con el periodo mardanisí y la resistencia del Islam murciano frente a los invasores almohades. La fortaleza se encuentra catalogada como Bien de Interés Cultural por la Disposición Adicional Segunda de la Ley 16/1985, de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español.
sábado, 24 de marzo de 2018
Posted by Vaig a Peu

ALCOI: EL CASTELLAR, EL SALT, BARXELL, ELS CANALONS Y RACÓ DE SANT BONAVETURA.

El castillo de Barchell, situado en el término municipal de Alcoy (Alicante), es una construcción medieval del siglo XIII que se sitúa sobre un montículo rocoso, en mitad de una pineda, junto a la carretera CV-795 que une Alcoy y Bañeres. Está situado en la partida rural de Barchell a 800 metros de altitud. Muy cerca de les Solanetes en donde se encontraba un núcleo de época musulmana. Destaca su torre prismática de base cuadrangular de 5 x 8 metros de base y de unos 20 m de altura a la que se accede por un hueco de pequeñas dimensiones, terminado en arco de medio punto. En el interior contaba con tres plantas hoy desaparecidas y en el exterior se encuentran restos de construcciones adosadas, así como tapias de gran altura, todo ello construido en tapial. El reducto principal, de construcción cristiana siguiendo las pautas de los castillos musulmanes de la zona está formado por una nave de 5 x 20 y dos plantas que hacían de almacén y habitáculo para la tropa y una torre prismática de base cuadrangular de 3,8 x 7 metros de base y de unos 20 m de altura a la que se accede por un hueco de reducidas dimensiones, acabado en arco de medio punto, todo esto articulado desde un patio interior de 150 m2 con un aljibe y paso de ronda de madera. La torre contaba con tres plantas (originalmente dos) hoy en día desaparecidas. Todo el conjunto contaba con numerosas aspilleras en sus muros. En el exterior se encuentran restos de construcciones adosadas, así como tapias de gran altura, todo construido en tapia. Todo el conjunto ocupa un total de 2860 m2 y un perímetro de 239 metros. Se trata de una fortificación cristiana creada para controlar la población mudéjar de los alrededores. Aunque desde siempre se creyó que la edificación pertenecía a la época musulmana, recientemente ha aparecido documentación del año 1264 que certificaría su construcción ya bajo dominio cristiano. Aunque han desaparecido las cubiertas, conserva todo el recinto amurallado, un albacar, probablemente de época musulmana completamente adaptado al terreno. Conserva restos de aspilleras y dos puertas, estando situada la principal dirección en el este. Su función era alojar a la población de las alquerías vecinas en los tiempos de peligro, como en las guerras contra Castilla, en las que su guarnición era reforzada. En 1850 se convirtió en una masía sufriendo diversas remodelaciones en su fábrica así como en los terrenos limítrofes, siendo abandonado en el año 1964 desde el cual se ha ido deteriorando progresivamente. Bien de Interés Cultural desde el año 1996, en los últimos años ha cambiado de propietario varias veces sin que se llegue a realizar la rehabilitación exigida por el Ayuntamiento de Alcoy por parte de sus propietarios. ​ Lamentablemente, debido tal vez a su estado de conservación, no se encuentra incluido dentro de la Ruta de los Castillos del Vinalopó, a pesar de que el Castillo de Banyeres se encuentra a solo 10 kilómetros de distancia. En julio de 2014 la situación del castillo da un vuelco al ser adquirido por el periodista y empresario alcoyano Xavi Martínez Caravaca. Desde entonces se llevan a cabo obras de consolidación y restauración. Paralelamente, se está rehabilitando el conjunto de edificaciones de la finca: una masía (compuesta en sí misma de 6 volúmenes adosados unos a otros como consecuencia de sucesivas ampliaciones), y una ermita consagrada a San José. La masía es conocida popularmente como Mas de l'Ermita por la proximidad de ambos conjuntos.
sábado, 17 de marzo de 2018
Posted by Vaig a Peu

PER LA OMBRÍA Y EL CORDAL DE LA SERRA DE SES CORDELLERES, Y SA COVA DE DALT.

Sa Cova de Dalt nos sorprenderá por sus enormes dimensiones. Una boca de más de veinte metros de anchura da paso a una enorme sala de 50x20 metros y que alcanza los diez metros de altura. Esta es la zona que fue aprovechada con más intensidad por los habitantes neolíticos. El lugar donde más restos de ocupación se encontraron fue junto a un pequeño muro de piedras que se encuentra en el noroeste de la estancia. Aquí se encontraron más de mil fragmentos de cerámica cardial, entre la decoración propia del Neolítico más antiguo. Su nombre proviene de la decoración mediante la impresión del borde de una concha (Cardium edule) sobre el barro antes de la cocción. También se encontraron cinco placas de caliza cubiertas de ocre, más de 4.000 restos de fauna y algunos restos humanos. Además el mismo muro puede tener una gran importancia. Es posible su descripción neolítica, lo que haría de este rustico muro una de las primeras estructuras arquitectónicas documentadas en toda la Comunidad Valenciana. Su construcción parece corresponder a mejorar la habitabilidad de la cavidad. A través de una entrada de 1,50 metros se accede a otras dos salas en las que se necesita iluminación artificial, sobre todo en la última. En la sala de la derecha se encontró un lugar de enterramiento con restos infantiles pero de los que no se ha podido determinar la cronología. De ser neolíticos adquieren importancia al ser escasos los enterramientos encontrados correspondientes a este periodo. La última sala destaca por las formaciones estalagmíticas que la adornan, especialmente una gruesa columna al fondo de la misma. Un acceso con forma de ojo de gato da paso a un estrecho pasillo con dos pequeñas estancias, la última de ellas iluminada por un agujero en su techo. A esta zona hay que acceder agachado debido a sus exiguas dimensiones. La cueva también se utilizó en otras épocas, sobretodo como refugio y redil de ganado. Se han encontrado puntas de flecha eneolíticas, también cerámica romana e islámica, pero sin duda su ocupación neolítica es la más extendida en el tiempo y la más importante arqueológicamente hablando. Las condiciones de la cueva son óptimas: orientación Sur protegida de los vientos fríos; abundancia de agua, tal como demuestran las formaciones calcáreas de la sala del fondo; territorio montañoso apto para la caza y el pastoreo; zonas aptas para la agricultura como demuestran los bancales hoy abandonados en las cercanías de la cueva. Desde los más de 900 metros de altura de sa Cova de Dalt, se puede acabar la visita con la contemplación de las grandes sierras que rodean y aíslan estos parajes: la Aoxortá, Serrella, Aitana, Bérnia. También se divisa el mar, seguramente visitado en más de una ocasión por los habitantes de la cueva como demuestran los restos de conchas marinas, alguna convertida en colgante, que se hallaron en este extraordinario hábitat neolítico. 
(Julio Asunción https://arqueologiaalicante.blogspot.com.es/2010/12/cova-de-dalt-tarbena.html)
sábado, 10 de marzo de 2018
Posted by Vaig a Peu

EL REGALL, EL MORRET DE LA TERRA NOVA Y LA MALLADA DEL LLOP, DESDE FAGECA

Fageca es una hermosa población situada en la Vall del Seta, entre las sierras de Alfaro y de la Serrella y a un altura de 769 metros sobre el nivel del mar. Uno de los lugares con encanto donde puedes disfrutar del corazón de la montaña alicantina. El topónimo de Fageca proviene de la palabra que en árabe significa “haya”, un árbol que tiempo atrás era muy común en esta zona. Con el paso del tiempo el árbol característico fue un olmo que acabó muriendo debido a la grafiosis. Tras la conquista cristiana a mediados del siglo XIII, quedó bajo jurisdicción  los marqueses de Guadalets, teniendo una gran presencia morisca dedicada a labores agrícolas. La población contaba en el año 1602 con 34 familias. Poco después, en 1609 sus habitantes se sublevaron con motivo del decreto de expulsión de los moriscos que acabó despoblando la zona, lo que hizo que años después se repoblase principalmente por mallorquines. Desde el siglo XIX se ha producido una emigración continua hacia núcleos industriales cercanos como Alcoy que ha ido reduciendo su población pero que ha conservado la fisionomía de sus calles así como el paisaje que la rodea. Su economía es agrícola con producción de almendros, olivos y frutales (cerezas, melocotones, albaricoques, ciruelos, etc.). Y su rica  gastronomía tradicional nos da platos tan sabrosos como olletas, potajes y mintxos. Las fiestas de Fageca son en honor a “la Mare de Deu del Dolors i l’Esperit Sant” y se celebran la semana del cuarto domingo de agosto, día en que aumenta sus visitantes en una población que sabe conservar sus tradiciones. Sin duda, Fageca es un lugar excelente para pasar unos días por sus muchas opciones para realizar senderismo, rutas en bici, espeleología o simplemente disfrutando relajados de su vida tranquila.
CÓMO LLEGAR: Por la A-7 y AP-7 dirección San Vicente del Raspeig. Tomar la salida 691 dirección Alcoy y Cocentaina . Tomar la salida 442 dirección Benilloba por la CV-790 y luego girar a la izquierda por la CV-706 dirección Millena. Antes de llegar a Millena, seguir por la derecha dirección Gorga por la CV-710. En Gorga continuar por la CV-754 hacia Cuatretondeta, donde continuaremos por la misma carretera hasta enlazar con la CV-720 que viene de Castell de Castells. Seguimos por la derecha hasta Fageca. Intentar aparca en la carretera.
sábado, 3 de marzo de 2018
Posted by Vaig a Peu

MAPA DE ÁFRICA, PLA DE LA CASA PER LA “V”, PENYA L’HEURA Y EL RECINGLE ALT, EN LA SERRELLA

La Serrella se muestra exuberante a nuestros ojos cuando de lejos la contemplamos. El  vigor de su relieve con cumbres destacadas, cortados, runares y perfiles espectaculares, hace que nos recuerde a las montañas pirenaicas. La grandiosidad y belleza de su agreste paisaje, nos ofrece todos los atractivos excursionistas posibles: un gran número de ascensiones y travesías con un panorama cambiante desde la cresta cimera por donde llanearemos a caballo entre los valles de Seta y Guadalest. Encontramos la Serrella partida en tres grandes bloques: la Serrella del Recingle Alt y dels Frares; la del Pla de la Casa; y la del Regall, la Mallada del Llop y la Canal, haciendo de corte los barrancos Fondo y del Moro.  Así mismo la Serrella está dividida por sus dos vertientes. Estas características estructurales hacen que los itinerarios excursionistas se articulen en forma de peine sobre el eje axial de la sierra. La Serrella es una montaña que requiere y merece varias excursiones para comprender y admirar la fuerza de su paisaje, las travesía a lo largo de la sierra, o bien, de una vertiente a otra son uno de sus grandes atractivos. Para los que quieran grandes recorridos, pueden encadenar itinerarios y cruzar la Serrella desde Benasau hasta Bolulla. En nuestras excursiones descubriremos rincones idílicos caminando por Frares y nos sorprenderemos del encanto y tranquilidad del Pla de la Casa. Si subimos por el barranco de la Canal, con las panorámicas del mar a nuestras espaldas, sentiremos el encanto de sus contrastes; más arriba, en la Mallada del Llop encontraremos el lugar idóneo para verlo con todo su esplendor; pero para disfrutar toda esta belleza, muchas veces tendremos que sufrir al progresar por los runares que hacen retroceder pisadas haciendo más fatigoso el trayecto. Los itinerarios propuestos no agotan las posibilidades excursionistas que nos brinda la Serrella; enlazar itinerarios e improvisar otros, es en todo momento un recomendable y enriquecedor ejercicio excursionista. Proponemos caminatas circulares, tal de facilitar el acceso a la sierra; las sendas está bien trazadas, Aún así, hay que tener cuidado con aquellas poco definidas, en las que tendremos que hacer uso de nuestra orientación e intuición. A todo esto cabe agregar que las ascensiones exigen una mínima experiencia montañera; no son difíciles pero el terreno es complicado, con fuertes pendientes e inestables runares, que son los que dan personalidad propia a la sierra.
sábado, 24 de febrero de 2018
Posted by Vaig a Peu

AL PUIG CAMPANA POR LA DIRECTA DESDE LA COVA DEL CREMAT

El interés geológico del Puig Campana es múltiple dependiendo de la disciplina desde la que se aborde. Presenta por una parte un interés tectónico ligado a su formación. Asimismo presenta interés geomorfológico por tratarse de una abrupta elevación muy cercana a la línea de costa. Igualmente presenta gran interés estratigráfico por ser uno de los pocos afloramientos jurásicos del Prebético de la provincia de Alicante. Desde el punto de vista hidrogeológico el Puig Campana es también muy interesante dado que constituye el principal reservorio de agua que alimenta la Font del Molí de Finestrat. El Puig Campana se encuentra situado en la Zona Externa de la Cordillera Bética y concretamente en el dominio Prebético. El Puig Campana, constituido por calizas de edad jurásica, se encuentra rodeado por materiales más modernos, de edad cretácica en su mayor parte. Por el sur (zona de Finestrat), asociados a una importante zona de falla, afloran arcillas y yesos rojos del Triásico. La mole del Puig Campana alcanza gran altura como consecuencia de fenómenos de origen tectónico asociados a empujes tangenciales de dirección este-oeste. En concreto lo que ha originado la gran elevación de los materiales jurásicos ha sido una gran fractura que desde la población de La Nucía recorre el borde este y sur del Puig Campana, pasa al sur de Relleu y continúa hacia el oeste. Esta fractura separa dos grandes bloques que se mueven oblicuamente uno con respecto al otro, lo que genera una compresión local que da lugar a la extrusión de los materiales calcáreos jurásicos, que constituyen el Puig Campana, sobre los cretácicos y terciarios que le rodean. Inicialmente, la altura alcanzada por estos materiales era muy superior a la que actualmente se observa. Las cotas actuales son sólo producto de una fuerte erosión posterior a la etapa de deformación. En el perfil del Puig Campana destaca una curiosa hendidura conocida como la brecha de Roldán, ya que tiene asociada una leyenda similar a la otra brecha del mismo nombre existente en Pirineos. Esta figura muestra un esquema explicativo del origen de estas muescas que pueden llegar a tener diversos tamaños. Las calizas se encuentran atravesadas por numerosas fracturas con apenas desplazamiento, llamadas diaclasas. Éstas, con el paso del tiempo, son ampliadas por la disolución del agua de lluvia e, incluso, cuando la altitud es suficiente, por el efecto de cuña de hielo en los fríos días invernales (gelifracción). Estos procesos llegan a producir un fuerte cuarteamiento de la roca en bloques de distinto tamaño. La fuerza de la gravedad hace el resto. Los bloques en situación inestable acaban desprendiéndose, alimentando los numerosos canchales que revisten las empinadas laderas especialmente las situadas en zonas de umbría. Las sierras de Bernia, Castellets y Serrella desarrollan también esta característica morfología en dientes de sierra.
sábado, 17 de febrero de 2018
Posted by Vaig a Peu

CAMÍ DE CAVALLS: DE CALA SANTADRIÁ A CALA’N BOSCH.

El far del Cap d’Artrutx fue construido en 1858, al principio funcionaba con aceite de oliva y, más tarde, pasó a hacerlo con petróleo. En 1969 la altura de la torre se aumentó 17 metros para poder cumplir los requerimientos del Plan de Mejora del Alumbrado de 1967. Para reforzar la consistencia de la torre, se añadieron los contrafuertes que le dan la fisonomía actual, única entre los faros del archipiélago Balear. El sistema fue automatizado al final de la década de 1980. El 26 de septiembre de 2005 fue inscrito en el catalogo insular de patrimonio histórico de Menorca. Junto con el faro de Capdepera, en Mallorca, el far d’Artrutx marca los extremos del estrecho entre las dos islas. Tiene una apariencia luminosa de grupos de 3 destellos cada 10 segundos y se encuentra a 45 metros sobre el nivel del mar. La apariencia diurna es una casa blanca con una torre de 34 metros con contrafuertes decorada con bandas blancas y negras. Su luz se puede ver desde 19 millas náuticas. Actualmente las antiguas viviendas de los fareros alojan un restaurante. El faro se encuentra dentro de la urbanización de cabo d’Artrutx, núcleo turístico con todos los servicios típicos de este tipo de núcleos urbanos. Gracias a su ubicación, desde el faro podemos disfrutar de preciosas puestas de sol con vistas a la isla de Mallorca.
miércoles, 14 de febrero de 2018
Posted by Vaig a Peu

Entradas Más Visitadas

Patrocinadores:

Retales Design. Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Vaig a Peu - Buscando Nuevos Senderos -Metrominimalist- Template by Johanes Djogan - Blog Designed by Díez Pérez - Gráfico&Web -